Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Un lugar que es ideal para usarlos es en el cuarto de los niños. Muchas personas no tienen tiempo o dinero para invertir en un cambio global para la habitación de su futuro bebé. Si desconocemos si el bebé será niños o niña, a menudo es difícil saber cómo decorar su espacio.


Los vinilos infantiles son una gran manera de alegrar y decorar el cuarto de tu hijo/a (o incluso otras habitaciones que ellos usen). Son fáciles de usar, baratos y divertidos. Se pueden cambiar rápida y fácilmente para que coincidan con los gustos cambiantes de tus hijos a medida que crecen. Si estamos limitados de presupuesto y estás buscando una forma rápida de decorar el cuarto de niños del bebé, no conseguirás nada mejor que los vinilos de pared. Están prediseñados con una gran variedad de motivos y siempre con unos precios muy ajustados.




Uno de los diseños con más éxito son los florales y de naturaleza, ya que con su presencia alegran y dan vida en cualquier estancia. Sus formas crean un clima agradable en verano y de ensueño en invierno. Y no sólo debemos utilizarlo en el dormitorio, sino en salón, comedor, habitaciones infantiles, pasillos...la diferencia que consiguen sobre una pared blanca y aburrida es espectacular. Si dispones de un presupuesto ajustado, estos vinilos se ajustan a cualquier presupuesto. Todos sabemos que las imágenes visuales son más fáciles de recordar que las escritas, por lo que ayudarán a los niños memorizar los diferentes animales. Aparte de pegarlos en las paredes, podemos utilizarlos en las mesas, sillas, estanterías y otros muebles infantiles.




Los vinilos decorativos infantiles de pared consiguen recrear un espacio divertido, confortable y entrañable en la habitación de nuestro bebé. Gracias a la gran cantidad de tonalidades que ofrecemos, no tendrás problemas a la hora de elegir colores relajantes y neutros, o los típicos rosados y azules. Si la habitación de nuestros hijos es muy pequeña, lo más aconsejable es pintarla en blanco, marfil o un crema muy tenue para que nos agrande e ilumine el espacio. Para buscar el contraste, en la pared de la cabecera de la cama podrás poner un vinilo con un color más fuerte. Un mobiliario de pequeña altura tambien ayuda a crear sensación de amplitud y espacio. Los vinilos infantiles a todo color, y más hablando de niños y bebés, presentan grandes ventajas frente a los vinilos tradicionales de un solo color. La más importante es que podemos mostrar cada uno de nuestros diseños con una gran profusión de detalles y color, uno de los elementos que más atracción consigue en los más pequeños de la casa. Además, su colocación es todavía más fácil que el vinilo tradicional, pues es idéntico a cualqueir otro adhesivo, sólo lleva un protector posterior. Podrás colocarlos en cualquier superficie lisa no porosa, tanto en ambientes interiores como exteriores.